J.C. Ramírez con buena actuación contra los Yankees, salió sin decisión

J.C. Ramírez tuvo una buena presentación contra los Yankees. Aunque no ganó, consiguió recorrer seis innings y dos tercios. Sujetó a cinco hits a la artillería nuevayorkina. Uno de esos hits fue un jonrón de Chase Headley en el séptimo inning, que fue el que dio la ventaja a los Yankees en esa entrada. Dejó dos jugadores a bordo, pero el relevista Yusmeiro Petit ponchó al siguiente en la alineación para dejar el partido a como lo encontró. Los Angels se impusieron 3 – 2 al final y Ramírez no tuvo decisión.

A pesar del resultado adverso hasta el momento que se retiró, Ramírez logró una salida de calidad. Solamente Chase Headley le logró descifrar sus envíos de velocidad. Headley fue el que empujó la primer carrera en el quinto episodio y volvió a sacudir al pitcher nicaragüense en el séptimo con un cuadrangular.

Ramírez hizo un total de 111 lanzamientos, 68 de ellos strikes. Dio tres bases por bolas y permitió dos carreras. Ponchó a siete en una noche en que la batería de los Angels también se vio silenciada, primero por Sabathia y luego por el relevista Giovanny Gallegos.

La única carrera de los Angels vino provocada por un error del primera base de los Yankees, Chris Carter, quien no pudo atrapar un tiro de rutina proveniente del short stop, por lo que Andrelton Simmons llegó hasta segunda base. Luego un hit de C.J. Cron impulsó a Simmons para poner por delante a los Angels.

Los Angels lograron anotar una carrera más en el octavo, lo cual salvaba de la derrota a Juan Carlos Ramírez. El partido se prolongó hasta el episodio once. Fue cuando Erick Young Jr., con hombre en tercera, conectó una línea que golpeó al lanzador e impulsó la carrera que dejó tendidos a los Yankees. El marcador final de 3 – 2 fue un espejo de lo que sucedió en el partido, con pitcheo dominante y decidido por pequeños detalles en favor de los Angels de Anaheim.

Ramírez quedaría entonces con el mismo balance de 6-4. Su efectividad mejoró a 4.19. A pesar de una apertura de mejor calidad que la anterior, esta vez el bateo no lo apoyó de la misma manera. Las sensaciones en esta apertura fueron mejores, sobre todo ante un bateo tan exigente como el de Nueva York.

Sexto triunfo de la temporada para Juan Carlos Ramírez, venció a los Tigres de Detroit

A pesar de permitir cuatro carreras en los tres primeros episodios Juan Carlos Ramírez logró imponerse a los Tigres de Detroit gracias a la reacción ofensiva de los Angels de Anaheim. Ramírez permitió una carrera en el primer inning, dos en el segundo y una en el tercero. El panorama se veía sombrío para el tirador nica, pero los Angels fabricaron un rally de cuatro carreras en el quinto inning para darle la vuelta al marcador y que Ramírez dejara el partido ganado.

Los Angels volvieron al ataque en el episodio siete, fabricando seis carreras más que certificaban la victoria ante los Tigres.

Ramírez admitió que no tuvo una actuación brillante. Pero que esta vez el apoyo del equipo le evitó una posible derrota. Miguel Cabrera fue quien impulsó la primer carrera contra Ramírez, trayendo al lpato a Ian Kinsler. En el segundo episodio soportó jonrón de Nick Castellanos y carrrera por dobles de Kinsler y Ávila. Finalmente en el tercero Víctor Martínez y Castellanos le produjeron la cuarta y última carrera. A partir de allí Ramírez no dio más concesiones para completar cinco episodios.

La efectividad de Ramírez queda en 4.33. Su récord esta temporada queda en 6 – 4 con 70 innings y dos tercios lanzados para los Angels.

Erasmo Ramírez atacado temprano por Texas y sale sin decisión

No estuvo fino Erasmo Ramírez en su salida del 29 de mayo contra Texas. Fue sacudido temprano y sus lanzamientos jamás tuvieron la incidencia que Ramírez hubiera querido. Fueron seis hits lo que les conectaron, incluido un jonrón de Joey Gallo y de esa forma se esfumó la posibilidad de una nueva victoria para el nica.

Fueron 2.1 episodios los que lanzó Erasmo. Se le hicieron eternos al rivense. A pesar de la pésima actuación de Erasmo, los Rays consiguieron imponerse en un partido que resultó ser una rayería de batazos. Tampa logró vencer 10 – 8 a Texas, resultado que le permite a Erasmo al menos salir sin decisión, aunque su efectividad de carreras limpias permitidas sufrió un duro golpe en sus pretensiones para cosechar buenas cifras esta temporada.

Erasmo había actuado el ante Minnesota el 28 de mayo, y en una entrada completa no permitió carreras. No se sabe con certeza si el trabajo de esa entrada le afectó para llegar como abridor a este partido sin fuerza, o si simplemente no era la noche para el tirador derecho nicaragüense.

Muchos medio destacaron el hecho de que Erasmo abrió un partido después de haber salvado el partido de la noche anterior. Eso es un hecho que no se veía desde 1984. Por supuesto, la dedicación de Erasmo es innegable. Pero el hecho de haber sido estremecido por la batería de los Rangers puede ser un indicativo de que no siempre se puede hacer todo lo que se quiere.

El último que había abierto un partido un día después de salvar un juego fue Steve Farr, de Cleveland. Por otro lado, también es curioso el hecho de que el último en haber abierto un partido luego de relevar en el último partido de su equipo fuera Dennis Martínez. Esto sucedió en 1993, julio 11, cuando Dennis jugaba con los Expos de Montreal.

Erasmo Ramírez tuvo una apertura de calidad frente a los Yankees

Cinco ponches, seis hits y dos carreras permitidas es el resumen que saldrá en la mayoría de los artículos para resumir la labor monticular de Erasmo Ramírez este viernes frente a los Yankees. Pero la calidad del trabajo ha ido más allá de lo que dicen los números. Erasmo, acostumbrado a relevos medios y sin muchas chances de abrir juegos en esta temporada, se enfrentó a uno de los lineups más escalofriantes de la Grandes Ligas. Lo hizo con temple, a pesar de que dos imparables en la primera entrada pudieron hacerle perder los estribos del juego.

Erasmo Ramírez vs los YankeesSe recompuso Erasmo y fabricó una cadena de innings solo alterada por otra carrera en el tercer episodio. La solidez desde la colina de Erasmo, permitió a los Rays mantenerse en el partido solo separados por una carrera en el marcador.

Con el madero estuvo encendido Evan Longoria, con cuatro hits. Suyo fue el batazo que puso por delante a los Rays en el octavo episodio, y que serviría para darle la victoria al equipo de casa.

Farquhar se apuntó el partido, mientras que Clippard cargó con la derrota. Colomé sacó los últimos tres outs para cerrar el triunfo de los de Florida.

Para Ramírez fue un partido especial. Regresó (aunque sea temporalmente) a la rotación y demostró que puede ser útil si se le requiere en ese puesto. Luego del partido confirmó que se sintió bien en el montículo, tratando de mantener bajos sus lanzamientos, especialmente por el poder de la alineación de los Yankees, que pueden sacar la pelota del parque en cualquier momento.

Erasmo destacó la ayuda del receptor Derek Norris, de quien Ramírez destacó su experiencia. Así como la defensa de los Rays que le brindó el respaldo necesario para mantener a raya a los Yankees por cinco episodios.

Ramírez dijo sentirse un poco cansado del brazo, pero nada que no se supere con ejercicios básicos para estar listo en su próxima presentación. De momento con dos victorias sin derrotas, y con 6 juegos sostenidos, Ramírez lleva una temporada de buena consistencia.

A continuación el video de la entrevista post-partido de Erasmo Ramírez, al concluir el partido de los Tampa Bay Rays vs. los Yankees de New York.