Juan Carlos Ramírez fue sacudido por los Mellizos de Minnesota

Luego de varias aperturas de buena calidad, anoche Juan Carlos Ramírez sucumbió ante la artillería de los Mellizos de Minnesota. El espigado lanzado nicaragüense no fue capaz de encontrar la zona de strikes durante los cuatro episodios y tercio que estuvo sobre la colina.

En ese trayecto, JC Ramírez fue sacudido con ocho imparables y siete carreras limpias. Seis de esas carreras fueron producidas por tres cuadrangulares que recibió en tan corto espacio desde la lomita. Joe Mauer, Robert Grossman y Max Kepler lograron descifrar los lanzamientos de Ramírez para depositar la pelota en las graderías.

Ramírez dejó el juego perdido 7 – 0. Al final, el score de 11-5 muestra que los Mellizos no anduvieron por las ramas para atacar al pitcheo de los Angels. Ramírez nuevamente tuvo un inicio dubitativo, pero a diferencia de ocasiones anteriores, ésta vez no logró enderezarse y allí los Mellizos hicieron de las suyas.

Con esta actuación lamentable, Ramírez queda con cinco victorias y cuatro derrotas. Su efectividad se vio desmejorada de 3.38 hasta 4.11. Son once ya los jonrones que permite en toda la temporada, síntoma de que su poder en el brazo puede ser _ si no tiene la localización efectiva de sus lanzamientos _ un arma de doble filo.

La próxima apertura de JC Ramírez está programada para el jueves contra los Tigres de Detroit. Será una buena oportunidad para que JC logre enderezar el rumbo luego de una noche para el olvido.

Juan Carlos Ramírez consigue quinto triunfo en la temporada, superó a los Marlins

Juan Carlos Ramírez dio otro paso en su consolidación como abridor en las Grandes Ligas al sujetar a la artillería de los Marlins por siete entradas y apuntarse su quinto triunfo de la campaña. Ramírez logró espaciar siete imparables en siete innings, y aunque otra vez permitió una carrera en el despertar del partido, logró sostenerse para dar una buena presentación. En la esquina contraria, Vance Worley conseguía también mantener, hasta cierto punto, a raya a los Angelinos.

Los Angelinos se impusieron 5 – 2 a los Marlins. Mike Trout puso en ventaja en el primer episodio a los Angels con un jonrón. Sin embargo, un error defensivo dio la posibilidad de empatar a los Marlins en el mismo cierre del primero. De esta forma Ramírez volvía a conceder carrera en el primer episodio, aunque en esta ocasión era carrera sucia.

A partir de ese momento Ramírez fue sorteando los peligros que aparecieron a lo largo del encuentro. Le lograron conectar, pero por suerte fueron hits que pudo disolver a lo largo de siete entradas. Dos jugadas de doble play, una en el tercer y una en el cuarto, contribuyeron a que la hoja de ruta posterior al primer episodio se mantuvieran impolutas para el carabinero nica.

Ramírez logró caminar entoces durante siete entradas completas. Ponchó a tres marlins y concedió una base por bolas. Ramírez realizó un total de 95 lanzamientos al plato, de los cuales 65 fueron strikes. Enfrentó oficialmente a 26 bateadores y se apunta su quinto triunfo de la temporada contra tres derrotas.

En el octavo y noveno episodio los Angelinos atacaron a los relevistas de los Marlins y lograron aumentar su ventaja con dos en el octavo y una en el noveno. Un jonrón de Ozuna en el noveno episodio fue la reacción de los Marlins, pero ya era demasiado tarde para revertir el triunfo de los Angelinos.